Descuento de Pagarés

El descuento de pagarés que te ofrece Pagaralia te permite obtener liquidez en 24 horas con pagarés de empresas de bajo rating financiero, además descontamos de todos los sectores sin excluir al sector de la Construcción y Promoción Inmobiliaria.

  1. EXCLUSIVO: No recibes impagados en tus cuentas, ya que se trata de un descuento de pagarés sin recurso, es decir en caso de que llegado el vencimiento el pagaré no fuera atendido, el cliente, por haber contratado este tipo de descuento de pagarés, se brinda frente a posibles reclamaciones contra él.
  2. A diferencia de un seguro de crédito, nosotros aseguramos operación por operación.
  3. Nuestros clientes no tienen que sufrir reclamaciones (ni indemnizaciones) por impagos, de eso nos encargamos nosotros.
  4. El balance de tu empresa mejorará y con ello los ratios financieros.
  5. Te asesoramos para tus próximas operaciones de descuento de pagarés ya que disponemos de un departamento de análisis de riesgos.

¿Qué es el descuento de pagarés?

Para explicar qué es un descuento de pagarés hay que aclarar previamente qué es un pagaré. Un pagaré es una promesa de pago que una empresa emite a uno de sus proveedores. Más concretamente, es un documento legal en el que una entidad se compromete a pagar una cantidad de dinero en un lugar y en una fecha concreta. Pero ¿existe alguna forma de que el proveedor pueda cobrar un pagaré antes de la fecha fijada? Es aquí donde entra el descuento de pagaré, que sería la posibilidad de que un tercero nos adelante el dinero antes de la fecha comprometida en el pagaré. Este tercero, normalmente una entidad financiera, adelanta el dinero al beneficiario del pagaré, menos una pequeña parte del total en forma de comisión.

Con el descuento de pagaré el proveedor consigue cobrar antes del tiempo estipulado y, además, elimina riesgos de morosidad o retrasos en el pagaré, que son asumidos por la entidad financiera que ha adelantado el dinero. Es como si esa entidad ‘comprara’ el compromiso de pago, asumiendo también el riesgo de que este no se produzca.

Descuento de pagarés sin recurso

El tipo sin recurso trata de un descuento de pagarés mediante el cual el cliente se olvida de los posibles impagados, ya que la entidad en la que lo descuenta se encargará de realizar la reclamación frente al Librado sin recurrir contra el cliente que ha efectuado el descuento. Este es el tipo de servicio que ofrece Pagaralia y sus ventajas son evidentes.

Línea de descuento de pagarés

Una línea de descuento de pagarés es ideal para aquellas empresas que son clientes de entidades que pagan a 30, 60 o 90 días, y reciben pagarés. Un autónomo o una pyme (pequeña y mediana empresa) que no cobra de forma inmediata los trabajos que realiza, puede tener importantes desequilibrios en su caja. Hay que pagar a los trabajadores, a otros proveedores, comprar material y otra serie de acciones para continuar con el día a día de la actividad.

Mientras que el autónomo o pyme paga en el momento, las empresas más grandes para las que trabaja les pagan a ellos a 30, 60 o 90 días, de manera que en ocasiones pueden encontrarse con falta de liquidez para afrontar sus gastos. En estos casos, una línea de descuento de pagarés sería la solución ideal, pues permitiría contar con liquidez de forma continuada, independientemente de que otras entidades pospongan los plazos de pago, se retrasen o, incluso, nunca lleguen a pagar.

Descontar pagarés a la orden

A continuación vamos a describir las situaciones que pueden darse al descontar un pagaré, en función de si estos pagarés son a la orden o no. Un pagaré a la orden sería aquel en el que no es necesario que el emisor conozca que se ha cedido el cobro del mismo a un tercero. En este procedimiento, el beneficiario de un pagaré a la orden puede cederlo a una entidad sin necesidad de que el emisor sea consciente e informado de ello. La única obligatoriedad en este proceso, es que debe indicarse por escrito el endoso de pagaré en el dorso del efecto.

Por tanto, el proceso de endoso de pagaré a la orden sería el siguiente. El endosante (entidad que ha recibido un pagaré) firma al dorso del efecto, junto a su CIF o nombre, y lo entrega al endosatario. Este último adelantará el dinero del pagaré y adquirirá todos los derechos de cobro del mismo. De este modo, en caso de problemas en los pagos, este último podrá iniciar acciones de cualquier tipo contra el emisor del pagaré. En ningún caso contra el autónomo o empresa que ha vendido los derechos de ese pagaré a una entidad financiera.

Descontar pagarés no a la orden

Al contrario de lo descrito en el punto anterior, en el caso de un pagaré no a la orden, el beneficiario que ha recibido ese pagaré no puede endosarlo libremente. Debe consultar al emisor previamente antes de proceder a esa cesión. La principal diferencia, por tanto, es que en un descuento de pagaré no a la orden, la entidad financiera que recibiera el pagaré no puede actuar directamente contra el emisor del mismo. El autónomo o pyme que aceptó el pagaré, independientemente de que lo haya cedido a un tercero, es el responsable del cobro. Esto es así porque se ha procedido a una cesión de crédito. Por tanto, si el emisor del pagaré no cumple con su compromiso de pago, la entidad financiera debe reclamar al autónomo o pyme, que a su vez deberá exigir el pago de la cantidad adeudada por el emisor.

Resumiendo, en el descuento de pagaré a la orden, el receptor de un pagaré cede la gestión y titularidad de cobro a un tercero y, básicamente, se quita del medio. Si el emisor no paga, la entidad financiera tendrá que reclamar al emisor, sin que esto afecte al receptor del pagaré. En el descuento de pagaré no a la orden, el receptor del pagaré continúa en el proceso, en el caso de retrasos o impagos, puesto que se ha cedido el crédito, pero no la titularidad total de los derechos de cobro.

Descuento de pagarés: ejemplo práctico

Para aclarar aún más qué es el descuento de pagarés, vamos a poner un ejemplo práctico. Juan tiene un despacho de abogados y asesora habitualmente a una gran empresa que le abona sus servicios a través de pagarés (promesa firmada de que se pagará en una fecha determinada). Pero Juan no puede esperar a esa fecha. Tiene que pagar a sus trabajadores, comprar un nuevo escritorio y pagar una serie de tasas para su desempeño habitual que, de no abonar inmediatamente, le impedirán continuar con su actividad. En este punto, Juan decide ceder pagarés a una entidad financiera, que le abonará el valor de esos pagarés a cambio de cobrar una cantidad por asumir esos derechos (y riesgos) en el cobro. Será esta nueva entidad la que tendrá que ‘enfrentarse’ al emisor en el caso de que este no pagara. Juan tiene liquidez para continuar con su actividad y evitará problemas de morosidad.

Cómo descuento un pagaré

Existen empresas especialistas en descuentos de pagarés que en una única llamada realizan estudios de viabilidad para corroborar que la operación puede realizarse. El cobro es incluso al instante, lo que permite al autónomo o pyme contar con liquidez inmediata.

Descuento de pagaré: participantes

  • Emisor de pagaré: aquella empresa o trabajador autónomo que decide pagar a sus proveedores a través de pagarés, que son compromisos adquiridos para abonar cantidades adeudadas a través de un procedimiento y fecha concreta.
  • Receptor de pagaré: aquella empresa o autónomo que recibe el compromiso de pago por parte del emisor, en las características anteriormente descritas.
  • Entidad financiera de descuento de pagaré: el papel de este actor en el descuento de pagaré es el de adquirir los derechos de cobro del título, a cambio de abonar el valor del mismo al receptor. La entidad financiera pasa a ser la titular del derecho a cobro del pagaré, de manera que el emisor tendrá que abonar las cantidades, en la fecha descrita, a la entidad financiera.

Descuento de pagaré: ventajas

Las ventajas del descuento de pagaré para el receptor del mismo son, principalmente, dos:

  • Contar con liquidez de forma inmediata, sin tener que esperar a cobrar en fechas posteriores.
  • Reducción del riesgo de morosidad, impagos, litigios, etc. Con el descuento de pagarés, el receptor evita problemas de impago por parte del emisor, ya que ha vendido a un tercero los derechos de cobro. Vendiendo con ello los problemas derivados del mismo que pudieran surgir.
subir