El proceso de la internacionalización de las empresas.

La internalización de empresas, hace referencia al conjunto de actividades que hay que realizar para que un elemento se pueda expandir y adaptar a otras regiones.
Pagaralia - Internacionalización

En el momento que una empresa decide internacionalizarse debe realizar un análisis de situación y organización para tomar decisiones acertadas sobre dónde y que mercados va a abordar. Ser internacional tiene un coste elevado, de modo que hay que andar con pies de plomo y visualizar desde el principio los resultados que se quieren obtener y la mejor estrategia para conseguirlos. Se deben estudiar las razones que existen a la hora de iniciar el proceso. Los motivos más destacados son:

  • Saturación del mercado actual.
  • Crecimiento en su sector.
  • Reacción a competidores exteriores.
  • Búsqueda de acceso de materias primas o mano de obra más económica y especializada (mayor rentabilidad).
  • Diversificar el riesgo al no comercializar en un único mercado.

Otra medida a destacar, es la creación de la figura del emprendedor de responsabilidad limitada, lo que hará que por fin los autónomos no tengan que responder con su patrimonio personal de manera ilimitada por las deudas empresariales contraídas.

La meta de las empresas que deciden internacionalizarse suele ser conseguir ventajas competitivas para mejorar su posición frente a la competencia. Las ventajas competitivas que genera la internalización son varias: eficiencia, flexibilidad, aprendizaje, prestigio, etc.

Todo cambio o movimiento implica diversas dificultades. En el caso de la internacionalización, los problemas más habituales suelen ser: la identificación de oportunidades, la adaptación de la oferta, alta competitividad en costes, el idioma y la financiación.