Invierte en tu empresa para mejorar tu competitividad

España es actualmente uno de los mejores países del mundo para invertir. Un estudio de A.T. Kearney sitúa a nuestro país como uno de los más interesantes para realizar inversiones empresariales. Invertir es básico para contar con una economía y unas empresas competitivas.

Innovar, lanzar nuevos productos y establecer procesos de producción más eficientes son fuentes de competitividad para nuestras empresas, pero todas estas acciones positivas para los negocios precisan realizar inversiones.

Invertir para mejorar la competitividad

Para ello es necesario disponer de fuentes de financiación siempre abiertas, para tener liquidez disponible cuando es necesario realizar inversiones para mejorar la competitividad del negocio.

Cada vez más empresas españolas confían en fuentes alternativas de financiación para tener dinero disponible en todos los entornos económicos, de forma que puedan afrontar sus gastos habituales y, también, realizar las inversiones necesarias para mejorar la competitividad de sus negocios.

Por ello, Pagaralia pone a disposición de las empresas servicios financieros útiles para que las empresas españolas siempre tengan abierto el grifo de la liquidez para invertir:

Descuento de pagarés. Es una fuente de financiación que convierte las ventas a plazo a los clientes en tesorería para el negocio. En el caso de Pagaralia se puede conseguir financiación incluso con pagarés de empresas de bajo rating financiero y de sectores que tiene problemas para acceder al crédito, como la construcción e inmobiliario.

Además de ser una fuente de liquidez siempre disponible, tiene otras ventajas como la seguridad como impagados, ya que el descuento de pagarés sin recurso supone que es Pagaralia la que asume los posibles impagos de los pagarés descontados.

Anticipo de Facturas. Facilita liquidez con las ventas a clientes sin necesidad de esperar ni siquiera a recibir el pagaré. Podrás disponer de dinero para invertir a las 24 horas de emitir la factura, por lo que se trata de una fuente de financiación inmediata y casi inagotable.

Anticipo de certificaciones de obra. Esta herramienta convierte los certificados expedidos por los jefes de obra en liquidez a través de la toma de razón por parte de Pagaralia del derecho de cobro de ese trabajo, con lo que puede cobrarse el importe de las obras nada más finalizarlas sin esperar a la emisión del pago por parte de la Administración.