Una de cada tres empresas cierra por culpa de la morosidad

El problema más grave al que se enfrentan en estos momentos las pequeñas y medianas empresas españolas es la falta de financiación, asegura el director de la Representación de la Comisión Europea, Francisco Fonseca.

Pagaralia - morosidad de empresas

En esta línea, reconoce que aunque el sistema financiero español se ha saneado con bastante éxito, se considera necesario luchar contra la morosidad entre las distintas empresas y las administraciones, a pesar de haber conseguido reducir los impagos en los últimos dos años.

La demora en el cobro de las facturas ha originado un nuevo escenario en el que una de cada tres empresas ha tenido que cerrar sus puertas. Para evitar que esta cifra siga creciendo, se insta a las instituciones y administraciones públicas a que no se demoren en los pagos porque esta situación puede provocar que una compañía caiga en la falta de liquidez e incluso a largo plazo, en una situación de insolvencia.

Para frenar la tendencia que lleva al 33% de las empresas a la quiebra, es necesario hacer hincapié en la necesidad de trabajar en la simplificación administrativa, en la reducción de los trámites burocráticos y en garantizar a las empresas el cobro en el plazo señalado.

Las pymes necesitan ayuda para llevar a cabo los procesos de crecimiento, por lo que sería conveniente mejorar su acceso al crédito y prestarles un mayor apoyo en la investigación, el fomento del emprendimiento y la innovación para que puedan aumentar su competitividad.

Pagaralia es la mejor solución destinada a las empresas para que se olviden de los impagados, porque además es la única en el mercado que apuesta por un riesgo que nadie quiere y ofrece financiación a las empresas a través de sus servicios.